EL PESANERVIOS DE ANTONIN ARTAUD

Hace unos años descubrí a Artaud gracias a un amigo. Probablemente él hubiera escrito estas líneas.

Su poesía visceral mezclada con mi juventud me conmocionó. Pasado un tiempo, al releerlo, sigue generándome el mismo sentimiento.

La inexperiencia de aquella época hizo que me fijara en la pirotecnia de la obra más que en su profundidad.

Escuchémoslo: 


“La ley de estupefacientes pone en manos del inspector-usurpador de la salud pública el derecho de disponer del dolor de los hombres; es una pretensión singular de la medicina moderna el querer dictar sus reglas a la conciencia de cada uno”

Fragmento de la Carta al Señor Legislador de la ley de estupefacientes.


Posee una moral propia, para unos ojos ajenos puede parecer inmoral, pero moral y con principios al fin y al cabo.

Los patrones para determinar la moralidad son muy extensos e independientemente de que nos gusten o no, no vamos a dejar de reconocerlos.

Mientras tanto nos seguiremos preguntando si "la vida es quemar preguntas" como decía Artaud.

Recomendamos la publicación de Editorial Visor a cargo del Sr. Marcos Ricardo Barnatán

Dicha edición recoge los escritos L' Ombilic des Limbos, Le Pèse - Nerfs y Fragments d´un Journal d´Enfer.


Imagen de Visor Libros