STALKER DE ANDREI TARKOVSKI

Debo confesar que soy un Tarkovskiano empedernido aunque no por ello pierdo objetividad a la hora de hablar de su trabajo. También entiendo que para algunos su cine resulte denso y agotador.

Tarkovski es un intelectual del cine pero destaca más por su filosofía cinematográfica. Hijo de poeta, creció leyendo a Tolstói y Dostoievski. Conociendo estos gustos literarios podemos deducir como es parte de su obra.

Stalker no es mi obra favorita pero no por eso es menos interesante. No está muy lejos de la realidad actual a pesar de estar basada en una obra de ciencia ficción de los hermanos Arkadi y Boris Strugatski.

Stalker en castellano significa el guía. Resulta curioso que en esta obra quien nos guíe por este viaje iniciático sea la persona menos apropiada. Este personaje, que parece insignificante, es quien nos guía e incluso nos alerta que nuestros deseos más profundos no son siempre lo que creemos.

Ingmar Bergman decía que Tarkovski era como “un mago o alquimista del cine” y gracias a él volvemos a ver el cine como lo que es.


Imagen Artificial Eye

Ficha
Guión: Andrei Tarkovski, Arkadi y Boris Strugatski. Basado en la novela Picnic na obóchine (Picnic al borde del camino) de los hermanos Arkadi y Boris Strugatski
Fotografía: Alexandr Kniazhinski
Actores: Anatoli Solonitsyn, Alexandr Kaidanoski, Alissa Ferinlich, Nikolai Grinko...