THE BACH ALBUM POR FAHMI ALQHAI (Ndp)

La práctica barroca de adaptar música originalmente escrita para un instrumento a otro es sobradamente conocida, y así está documentada en infinidad de manuscritos y ediciones de la época. Para los músicos era una forma natural de ampliar el repertorio propio; los intérpretes, casi todos ellos al tiempo compositores bien preparados y expertos, no se limitaban a la mera transcripción de la música a otra clave o notación, sino que sabían aprovechar las fortalezas de su instrumento - a la vez que ocultaban sus debilidades - para conservar la esencia de la obra y sin embargo reescribirla como si el autor la hubiera concebido para ese nuevo medio, con sus propios recursos técnicos y sus posibilidades armónicas y contrapuntísticas.

Particularmente interesante es el caso de Bach y el trasvase musical entre instrumentos melódicos y armónicos, como - por una parte - en sus conciertos para violín y para oboe, adaptados al teclado en Leipzig, y - por otra - en algunas de sus obras a solo para violín y cello, instrumentos que el genio de Eisenach lleva a tal extremo de sus posibilidades polifónicas que conocemos esas mismas obras en versiones para órgano o laúd barroco, de mano del propio Bach.

En este contexto histórico la posición de la viola da gamba es al tiempo de necesidad y de privilegio: desgraciadamente su repertorio barroco a solo (senza basso) es relativamente escaso y no alcanza las sublimes alturas del mejor Bach; afortunadamente, su naturaleza de instrumento híbrido le permite disfrutar de las posibilidades polifónicas de un laúd y, al tiempo, de las melódicas de los instrumentos de arco. El ejercicio de la transcripción es pues tan imperioso como natural: una - permitámonos llamarla así -  mera corrección del accidente histórico que privó a Bach de la ocasión de verter su inmenso talento en un instrumento tan especialmente adecuado a su concepción de la música.

Esa innata adaptación de la música de Bach a la naturaleza de la viola da gamba hace particularmente grata la labor del transcriptor, en mi caso un trabajo ya necesario y acostumbrado en músicas anteriores. La perfección de la escritura polifónica de Bach, con su inmaculada conducción de las voces, queda en el bajo de viola da gamba subrayada por la resonancia del instrumento; sonidos que en los originales para flauta o violín han de ser imaginariamente prolongados por nuestro oído pueden reverberar libre y sensualmente en el cuerpo de la viola, de una forma tan natural como en las obras natas para el instrumento de Marais o Forqueray; eso hace aún mayor para el violagambista el placer de tomar, modestamente, el relevo del gran Bach y llegar al fondo de la partitura de la forma más íntima: haciendo propia su música, sintiéndola tan mía como si hubiese salido de mis propia pluma, como material esculpido desde la misma materia sonora de mi instrumento.

Ante una música de la perfecta pureza de la de Bach el proceso es siempre largo y laborioso, pero, más aún, gozoso, pues no hay mejor camino para que suene sincera, para que comunique sus significados directamente de músico a oyente, como era el deseo declarado del maestro. Al violagambista le cabe el privilegio de recrear esa íntima conexión y, por unos mágicos instantes, sentir como suya la poética voz bachiana.

Fahmi Alqhai

Imagen de Glossa


The Bach Album

Works by Johann Sebastian Bach (1685-1750) 
transcribed for the viola da gamba by F. Alqhai


Violin Sonata no. 2, BWV 1003 
Grave
Fuga
Andante
Allegro

Cello Suite no. 4, BWV 1010 
Prelude
Allemande
Courante
Sarabande
Bourrée I & II 10 Gigue

Flute Partita, BWV 1013 
Allemande
Corrente
Sarabande
Bourrée angloise

from Violin Partita no. 2, BWV 1004 
Ciaccona


Fuente: Nota de Prensa de Accademia del Piacere

ENLACES RELACIONADOS