CUARTETO QUIROGA Y LOS CUARTETOS DE SCHUBERT Y CRUMB (NdP)

El próximo lunes, 2 de octubre (20.30 h), el Cuarteto Quiroga volverá al Palau de la Música Catalana, tras actuar en temporadas anteriores junto a Martha Argerich y Javier Perianes, y lo hará con un programa de alta exigencia que ejemplifica dos grandes revoluciones de la historia del cuarteto. La emoción y complejidad introducidas por Schubert y la exploración de los años setenta estadounidenses en la música de Crumb interrelacionan en el concierto de uno de los grupos más singulares de la nueva generación europea, distinguido internacionalmente por sus interpretaciones audaces y renovadoras.

El Cuarteto Quiroga, residente en el Palacio Real de Madrid y responsable de la Colección Palatina de Stradivarius, está integrado por Aitor Hevia (violín), Cibrán Sierra (violín), Josep Puchades (viola) y Helena Poggio (violonchelo) y es reconocido por la fuerte personalidad como grupo. Una calidad fundamental para la interpretación del Cuarteto núm. 14, en Re menor, conocido como "Der Tod und das Mädchen" (La Muerte y la Doncella). Se trata de una de las obras más queridas del repertorio de cámara, que toma su nombre de un lied escrito en 1817 por el mismo Schubert a partir de un poema de Matthias Claudius. Ofrece cuatro movimientos llenos de dramatismo en torno a la muerte que ejemplifican la maestría de un compositor con una partitura libre de las convenciones de la época.

En la segunda parte del concierto interpretaráns Black Angels, del compositor norteamericano George Crumb, obra exitosa del siglo XX, registrada más de diez veces. La partitura conjuga la ferocidad y la espiritualidad en la voz característica de este compositor de vanguardia, con un uso no convencional de los instrumentos, como por ejemplo unas copas de cristal con una afinación específica que requiere un trabajo previo de hasta tres horas . Crumb tardó casi un año en terminar Black Angels; era en 1970, momento en que la sociedad de los Estados Unidos se veía sacudida por los recientes asesinatos de Martin Luther King Jr. y Robert Kennedy, pero sobre todo por la Guerra de Vietnam. "Llegué a detectar que en la pieza había algo de este tiempo extraño. Es por ello que la llamé música in tempore belli, en tiempos de guerra ", afirma el compositor. El resultado es una pieza con un fuerte componente dramático, que conecta con el propósito compartido con Schubert de repensar el concepto de cuarteto en sí mismo, hasta el punto que incluye citas literales de "Der Tod und das Mädchen" (La Muerte y la Doncella).

Además, este concierto será el primero del itinerario de esta temporada del Palau de la Música Catalana. En concreto, con el Cuarteto Quiroga inicia el itinerario "Sense por al segle XX" (Sin miedo en el siglo XXI), con el que se reivindica la continuidad lógica con los clásicos a través de John Adams, Pärt, Glass, Nyman y Crumb y los compositores invitados de la temporada, entre otros, mediante siete conciertos y 3 conferencias. En concreto, el mismo lunes tendrá lugar a las 18:30 h, la conferencia "El mapa i les seves fronteres: on acaba el XX i on comença el XXI?"(El mapa y sus fronteras: ¿dónde termina el XX y dónde comienza el XXI?) a cargo de Carlos Calderón.

Imagen de Josep Molina


Franz Schubert (1797-1828)
Cuarteto núm. 14, en Re menor, D. 810, “Der Tod und das Mädchen”

Allegro
Andante con moto
Scherzo. Allegro molto. Trio
Presto

George Crumb (1929)
Black angels


I. Departure
Threnody: Night of the electric insects
Sounds of bones and flutes
Lost bells
Devil-music
Danse macabre

II. Absence
Pavana Lachrymae – Der Tod und das Madchen
Threnody II: Black angels!
Sarabanda de la Muerte Oscura
Lost bells (echo)

III. Return
God-music
Ancient voices
Ancient voices (echo)
Threnody III: Night of the electric insects